lunes, agosto 22, 2005

Para mi una maquina del tiempo...



Para mi una maquina del tiempo.
Y una maquina de fotos, también.
No quiero ya volver a otro lugar, quiero volver en el tiempo.
Quiero tener en mi álbum de fotos los lugares comunes que fueron tan especiales
Quiero una foto del parque.
Quiero una foto el orejón del Elías Díaz.
Quiero una foto con mi profe Alexis aburto leal.
Quiero una foto del bachi en su bañera celeste, sobre la mesa.
Quiero una foto de la picha y otra de la Mabel.
Quiero una foto del tolin.Una del obelisco, una del jhonny.
Quiero una foto de mi mamá, saliendo del hotel conde anzures
Quiero una foto de la dodi cuando usaba esos cintillos freak en la cabeza, de fondo el cuadro con su dibujo.
Quiero una foto de la candy con pelo corto arriba de un zastava.
Quiero una foto del tonino, en su pieza llena de póster de arak pacha, congreso, illapu, radio umbral, victor jara, la cigarra y un banderín del colo.
Quiero una foto del balon cuando aun era rubia de verdad, con pelos de choclo y todo.
Quiero una foto de la dodi, del tonino, de la candy, del balon, todos viviendo en la casa, cuando aun era azul.
Quiero muchas mas fotos de las que pude haber sacado.
Quiero fotos de lugares en donde no estuve, por tiempo o espacio o ambas cosas a la vez.
No soy un nostálgico, solo quiero disfrutar con el recuerdo.
Quiero acordarme de cosas que pasaron cuando yo no estaba…
Por eso lo de la maquina del tiempo.

2 comentarios:

Lo de Verdad dijo...

justamente hoy comentaba con un amigo, la importancia de los recuerdos. en todo caso te quería comentar que tu relato me hace sentido de esta manera: un pequeño niño con montoncitos de fotos. que saca y mete de los bolsillos. que las ordena, las desordena y asi tal cual se las vuelve a meter en el bolsillo como su tesoro. simplemente adorable. cariños

kiantei Castor dijo...

Pero por favor amigoski, si sus deseos son órdenes.
No tiene más que darse una vuelta por la Casa del Castor (la de a de veras)
Ahora, si la impaciencia no es mucha, siéntese a esperar que su Santa personal le hará llegar su respectiva caja de zapatos en su más cercana Navidad.
Le parece?