jueves, septiembre 22, 2005

El Gato de Cheshire

Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?

- Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar - dijo el Gato.

- No me importa mucho el sitio... - dijo Alicia.

- Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes - dijo el Gato.

- ... siempre que llegue a alguna parte - añadió Alicia como explicación.

- ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte - aseguró el Gato- , si caminas lo suficiente!

A Alicia le pareció que esto no tenía vuelta de hoja, y decidió hacer otra pregunta: ¿Qué clase de gente vive por aquí?


- En esta dirección - dijo el Gato, haciendo un gesto con la pata derecha- vive un Sombrerero.
Y en esta dirección - e hizo un gesto con la otra pata- vive una Liebre de Marzo.

Visita al que quieras: los dos están locos.
Visita al que quieras: los dos están locos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey, you have a rockin blog here!

I have a resell ebook blog and my site about resell ebook if your interested or need content.

Come and check it out :-)

Anónimo dijo...

NUNCA HE ESCRITO EN UN BLOG...NI SIQUIERA SÉ SI ESTE ES EL LUGAR EN DONDE DEVO ESCRIBIR....OJALA SEA....BUENO GONZALO, ERES TODO LO QUE ES....UN TONTO LINDO...

Anónimo dijo...

JAJAJA...ERA ACA DONDE SE ESCRIBIA.

KiKa dijo...

¡Hola!

Yo sólo quiero llegar a mi casa. ¿Recuerdas ese post tuyo?.

Estoy como en el cuento el Mago de Oz, pero sin los zapatos de rubí. Quizás será más difícil para mí llegar, aunque tengo la convicción de que si hago lo correcto ¡llegaré!.

Un beso

Cuídate!

PD: Ya no me quedan superhéroes.

A.Ocampo dijo...

me encanta la palabra sombrerero, estoy pegada un buen rato con esa imagen.... buen post =)

Anónimo dijo...

Bueno tu blog, T felicito!.

Hay que tener ciudado con los gatos, se las saben TODAS....
... y con las gatas también.

Tarí Alcarin dijo...

Alicia en el país de las maravillas. No sé por qué, nunca me gusto mucho ese cuento. Creo que la culpa la tuvo la Reina de Corazones
Baccios

Encontrado dijo...

Nunca creyeron en nosotros
Somos unos mentirosos hasta el fondo de nuestras espinas.
Somos como aquellos elefantes copuloss, babosos, perdidos.
Pero estamos y no hay muchos que puedan decir lo mismo.
Nos tenemos el uno al otro.
Somos un par de desquiciados.

SNM.