martes, marzo 08, 2011

Del cambio y otras hierbas

Esto del cambio de casa me tiene entusiasmado y con la panza revuelta.

Por un lado es rico comenzar algo nuevo, por otro desprenderse de viejas cosas y recuerdos.
Dentro de las cosas que mas me han llamado la atención es la cantidad de libros con papelitos que tengo dentro, nùmeros de teléfono, palabras, mensajitos, todo eso lo relei y me rei y sonrei y algunos me los llevo y de otros me desprendo.

Una de las cosas mas importantes de las cuales me desprendo, son los comics.
Si bien hay algunos que no vendere ni regalaré jamas, la gran mayoria no se va conmigo ni se queda en mi casa (mi ex casa), basicamente porque son parte del pasado y de eso guardo los recuerdos, que son mas lindos en mi cabeza y para efectos practicos pesan menos.

Me llevo muy poquitas cosas en realidad y dejo casi nada, pero siento que en esta casa en esta habitacion dejo tambien muchas cosas.

Recuerdos, sensaciones, cosas hechas por primera vez y por ultima tambien.

Me voy a un departamento, si bien no es grande ni tiene vista al parque, ni la ventana da al norte y capaz que hasta se llueva en invierno, darà lo mismo porque es mio y es lo que puedo pagar y serà mi hogar los proximos meses hasta que decida encontrar uno mas grande o mas chico o mas luminoso o mas no se.

Cuando uno se da cuenta de las cosas que debe dejar atrás te das cuenta tambien que la unica certeza que uno tiene es el futuro y ante ello sabes, porque no puede ser de otra forma, que ese futuro serà maravilloso.

Al dejar atras muchas cosas te das cuenta que el viejo tu, tambien se queda atras y no lo miras de nuevo, pero sabes que te esta saldando con la mano en el aire mientras te alejas y tu sonries no mas, porque aunque el futuro sea incierto, lo conviertes en cada paso en una maravilla.

Me cambio esta semana a mi nuevo lugar, estoy ansioso, nervioso y feliz.

Escribirè luego o mejor dicho escribirà mi yo del futuro, el que tiene todas las puertas abiertas.



4 comentarios:

Blusa Transparente dijo...

Amo cambiarme de casa.
Ya lo he hecho mil veces y siempre es bueno.

Empezar de nuevo, encontrar recuerditos escondidos en lo cotidiano y que aparecen con los cambios.

Reconocer el barrio, conocer al viejo del almacén, identificar al quiltro màs bravo de la cuadra, armar una casa, armar -por fin- TU casa.

Saludos!

Narvandi dijo...

Cuídate no más

Y todos los cambios siempre son para bien todos, duele dejar atrás pero crecer duele.

Un beso corredor

María Teresa dijo...

un pequeño paso para el hombre un gran salto para la humanidad...

solo cuidate..

Elizabeth Wojnarowicz dijo...

Educador de párvulos:¿Cómo te sientes en tu nuevo hogar? Te saludo desde Uruguay esperando que esta nueva etapa te llene de satisfacción.