miércoles, enero 16, 2008

GATO

A Sole Montoya

De no ser por la lluvia que rebotaba en el segundo piso, los gatos se hubieran mojado hasta los bigotes y la cola y todos sabemos que los gatos mojados vuelven enojados, sobretodo si no tienen un lugar en donde mejorarse de su resfrío.

Un gato resfriado, sigue siendo el mismo gato, con su cola y ojos amarillos o azules según sea el gato, pero estornudan distintos a los gatos que no están resfriados.

Su estornudo es más grande y amplio y giran la cabeza rápidamente como espantando el virus, los otros gatos estornudan mas despacio y caminan con más cuidados por las murallas, así despacito, pero con la seguridad que les genera el tener siete vidas.

Es por eso que a los gatos resfriados hay que cuidarlos más y quererlos más, porque aunque algunas personas no lo quieran creer los gatos solo gastan dos vidas en ellos mismos.

Las otras cinco vidas te las van regalando a ti en pedacitos, pero uno como no es gato no alcanza a darse cuenta y les acariciamos el lomo o en el cuello y ellos ronronean o se ríen despacito, casi casi para que no los escuchemos y ellos creen que no los sentimos, pero ellos no son como nosotros así que no se dan cuenta que si los sentimos y nosotros nos callamos y no les decimos nada.

Es como una especie de hermandad secreta entre ellos y nosotros en el que ninguno de sus iniciados dirá palabra alguna.

4 comentarios:

Gabu dijo...

¡Es verdad!
Mi amado SEBASTIAN como la mayoría de los mininos es muy friolento y un buen día comenzó a estornudar y a toser,todo indicaba que padecía un enfriamiento,hasta sus ojos se congestionaron...

P.D.:Menos mal que recurrí urgente al veterinario porque me informó que mi SEBASTIAN no tenía un simple resfriado,sino que estuvo al borde una severa congestión pulmonar!
Sólo le faltó estar decaído,inapetente y con fiebre...

Algunos resfrios pueden ser mediados por un mecanismo alérgico,pero pueden ser también los primeros síntomas de lo que comunmente se conoce como moquillo,y ahí sí la vida del mishi esta en juego...

BESOTEP! ;)

Soledad Montoya dijo...

Me gusta tanto este cuento, y ni te imaginas como me alegras con el..

No me gusta decir gracias, creo que esta vez están de más, Mejor agradezco con una canción, eso es más para una persona como vos. Y también contarte, que eres de las mejores personas que he tenido la suerte de conocer.

Me imagino cantando contigo por las calles ¿verdad que eso es tan agradable?

Play:
Gato de metal


Yo soy un gato de metal
vivo en un agujero
tengo una ansiedad
como de año nuevo.
Nunca se dónde estoy
nunca se dónde voy
tengo miedo de la escena de la calle
tengo miedo que en la calle no haya nadie
esa es la rapsodia de los que
decoran el tiempo.
Por eso vivo en los tejados
viajo en subterráneo
amo a los extraños
mi comodidad sólo es mi aventura
nunca será igual
nunca nada dura.
Vos te querías comprar un perro?
pero soy un gato
Vos te querías comprar un perro?
pero soy un gato.


BESOS!!!!

¿Quien Eres? dijo...

de pronto los gatos me invadieron...

de pronto fueron mas que gatos...

hasta les dedique unas lineas en uno de mis espacios ciberneticos...
mas que a ellos en si, se los dedique a los gatos que llevamos con nosotros...

y ahora tu y tus palabras...

y el gato es mucho más...

quizas por el hecho de que me faltaba vida...
y ahora no me cuesta tanto respirar...


la ironia la tomo en copa...
y la agito para que la vida no crea que se fue...
y bien...
la vida es ironia tambien.


Besos enormes.

fgiucich dijo...

Me quedo con los perros, amigo. Abrazos.