domingo, marzo 26, 2006

Arena Salada

El pelo se te pegaba en la cara por culpa de la brisa salada.
Eran como las siete de la tarde y el sol ya se habia escondido, solo quedaba una que otra luz en el agua, unas barcazas y algunos botes de pescadores.
Empézaba a helar.
Tome un púñado de arena en mis manos.
Empezaste a hablar.
Cuendo dijiste la ultima palabra en mi mano no quedaba ya nada de arena.
Y tu tambien habias desaparecido.

12 comentarios:

hetsah dijo...

"luz en el agua, barcazas y algunos botes de pescadores"
sabes en qué pensé?
sí sabes, hablamos de ello :)
tb dije q es lindo el texto
tb dije muchas cosas más
cuida ese verde fondo de pantalla

kiantei Castor dijo...

No¡¡¡¡¡
Le tiraste la arena en la cara???
Nadie puede...
Con razón se fue en tres tiempos.

Tillible malaonda tonto`s blog

Ponto García dijo...

Bello texto.

Saludos.

La dendrita timbalera dijo...

corto y preciso

LaRomané dijo...

Lo ùnico que no me gusta la arena son los granos, sino furea por eso me encantaria.

Saludos
x0x0x0
LaRomanè

librakaur dijo...

personajes mágicos, nos hablan, nos acompañan y desaparecen…

la playa, el mejor lugar para encontrarlos

*~*Chikita*~* dijo...

Siempre jugaba con puñados de arena...
Yo queria hacerme un reloj!...
Pero la arena caia rápido así como pasaba el tiempo..
Y el verano era tan fugaz como ese puñado!...

Catalina Pimentel dijo...

arena blanca mar azul (8)

Dulcis-e dijo...

Pero seguro que algún granito quedo entre tus dedos. Igual que el recuerdo de su silueta mientras se alejaba.
:) besitos dulces

fgiucich dijo...

Fué un instante y fué la vida. Abrazos.

vk dijo...

...puedo ser poco objetiva y demasiado cargada al romance en estos días... ultimos sucesos, ultimas historias...
...ganas de hablar contigo, MILLONES...

Mary Rogers dijo...

instantes...¡bonito!!!

Un abrazo