sábado, mayo 19, 2007

La Espiral (Parte 4)

Arena de estrellas


Y entonces la estrella le dijo:

No conoces la real belleza de las cosas” dijo la estrella, “yo no soy mas bella de lo que tu eres para mi, y mi mundo debe de serte tan bello como lo es el tuyo para mi

– “Ciertamente”, asintió el monje, “pero tu haz debido venir hasta acá y desintegrarte de a poco, de volverte arena y conocer lo que tu denominas belleza y que para mi no es más que desierto

Y la estrella de la que ya no quedaba sino un destello en medio de la noche le sonrió y le envió un beso de despedida “tú también serás arena de algun desierto” le dijo al desaparecer.

El monje recordó que llevaba el pequeño saco colgado a la cintura y como su misión ya estaba cumplida se encaminó rumbo a su hogar.

Pero ya habían pasado mas de cien años, porque el tiempo transcurre caprichosamente cuando se cambia el rumbo de las acciones y el monasterio que antes era su casa no era más que una ruina perdida entre enredaderas de árboles y los animales que antes eran sus amigos habían dejado nietos que no lo conocían y lo miraban con recelo.

Emprendió entonces un nuevo viaje hacia ninguna parte, siempre a favor del viento y ese día entonces el viento soplaba hacia el norte, en donde después de caminar mucho tiempo lo llevo a un camino sin nombre y sentía que su ciclo ya estaba llegando a su fin, cuando vio cabalgar a un joven muchacho mitad hombre, mitad elfo, mitad dios y este lo invitó a refrescar su cuerpo y ceder sus pertenencias.

Luego de la conversación en la taberna el muchacho le dio las gracias y el monje y el muchacho tomaron rumbos distintos.

El muchacho cabalgó un par de días y en medio del otoño y las hojas amarillas y naranjas que caían de los árboles se encontró con el portal que debía de cruzar hasta llegar a “rærlie.

Supo entonces de una fiesta y supo de una competencia y al ganarla viose casado con la reina del lugar.

Tal era su historia y la reina le dijo:

(Continua…)

10 comentarios:

claudiapop dijo...

Que podra decir una reina...

ojala que no como Maria Antonieta,,,jajaj

Que bello lo que escribes...y la belleza de las estrellas... no hay mas... que un bello desierto.

fgiucich dijo...

Un espiral que viaja con el tiempo y se hace poesía saliendo de la taberna. Vaya paradoja!!! Abrazos.

María Graciela says dijo...

El viaje del héroe.







Sin duda.

Argenlibre dijo...

¿Sabías que menos del 0,5% de los argentinos residentes en el exterior votaron en las elecciones nacionales del 2003?

En el 2007, Argentinos… a Votar!!!

Sin importar tu estatus migratorio, realizá el cambio de tu domicilio y registráte para votar antes del 30 de Junio del 2007 en el Consulado Argentino más cercano a tu domicilio y votá en las elecciones Nacionales del Domingo 28 de Octubre del 2007.

Para más detalles consultá con tu Consulado o en ¿Cómo Votar?

Invitamos a todos los argentinos y las asociaciones de argentinos en el exterior sumarse a la campaña Argentinos a Votar!. Hacé correr la voz, contále a tus amigos, familiares y conocidos
http://www.argentinosavotar.net/

http://argenlibre.blogspot.com/

eduardo waghorn dijo...

Bellísimo.
No me había percatado de tus dotes de escritor,muy bueno...
Un gran saludo!!

Manuela dijo...

¿Otro continuará?.
Reconozco que ya no me acuerdo de los anteriores post y ahora tendré que releerlos para ver cómo encajan con éste. Me ha gustado mucho la frases de que "tú también serás arena de algún desierto" (o algo así).
Muchos besos, Gonzalo. Tu cumple al caer ¿no?

La Palo ! dijo...

SIENTO QUE EL ALMA NO ES CIRCULAR!

besos

1
2
3
me aborté

FELIPE A . dijo...

bueno ..me dejastes enganchado de tu historia ... la segire ...

bye ..suerte

ShOkIo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ShOkIo dijo...

amor...
tengo ganas de abrazarte...
escuchar musica tendidos en la cama...
soñar en conjunto...
cada vez que se acerca julio me pongo asi... pronto son 5...
te amo... estoy ansiosa por que llegue...